El 29 de noviembre dió inicio al primero de los cuatro domingos de adviento y oficialmente comienza el Año Litúrgico.

Periodista: Adriana Torrivilla
Fotografía: Jose Jesus Herrera

El presbítero Mauro Martínez Catalán dio apertura a la ceremonia dando una breve explicación de cómo estaba confeccionada y decorada la corona de adviento y el símbolo que representa sus colores verde la vida y la esperanza, el morado es una la mezcla de los colores primarios azul que es nuestra la Santa Madre María y el rojo que es su hijo Jesús, que conjuntamente con las luces significan a Dios espléndido que es la luz del mundo.

Proclamando el Santo Evangelio según San Marcos, el párroco Martínez Catalán, tomó como ejemplo a la mujer en cinta para referirse a este tiempo en especial, e invitó a velar la venida o llegada del Cristo Rey, en este contexto señaló la labor incansable y las virtudes de las mujeres como maestras en muchos sentidos y en el momento maravilloso de la vida, cuando dan luz a otro ser humano que nace desde sus entrañas, con esto hizo referencia a María como protagonista existencial de este hecho, fue la portadora y la responsable de traer esta bendición salvadora de la humanidad.

De la misma forma, insistió en la importancia de estar preparados para este advenimiento, a estar atentos, y a no dormirnos, pues, así como el iniciación de la labor de parto en una dama, no son precisa completamente Igualmente será el arribo de Dios en nuestras vidas, sumado a esto, nuestro padre en compañía de algunas jóvenes pertenecientes a la Pastoral Juvenil, realizó una plegaria frente al Altísimo Sacramentado, y en sus oraciones pidieron por nuestro país, por todo el mundo, por la paz y por cada ser humano que con su Fe infinita celebrará estos 4 domingos de adviento y fielmente se prepara para la venida del Señor Jesús, este próximo 24 de diciembre.

Publicidad

    

?Todos los Derechos Reservados Peregrina Televisión (C)2020

Diseñado por Nabil Abi Hassan